Síguenos en nuestras redes

Entretenimiento

¡Ya no sufras de mal del puerco!

Publicado hace

el

Sentirse cansado o con dificultad para concentrarse después de la comida es más común de lo que piensas. Todo depende de qué, cuándo y cuánto comiste.

Foto: El Informador

Aquí te dejamos algunas razones por las que sientes el famosísimo “mal del puerco” después de comer y cómo evitarlo:

Cuánto y qué comes

Foto: Cocina y Vino

Si comes carbohidratos y/o calorías en exceso, lo más probable es que sientas el bajón de energía, ya que se genera un exceso en la producción de insulina, lo que hace que disminuyan los niveles de glucosa en la sangre.

Cuándo comes

Foto: Glyndor Greer

La gente tiene naturalmente un bajón de energía a las 2 a.m. y de nuevo a las 2 p.m, lo que puede explicar por qué dan ganas de tomar una siesta después de la hora de comida. La luz del día o la obscuridad ayudan a regular el reloj biológico, pero la hora de consumir alimentos también puede tener un efecto. 

¿Cómo combatir el “mal del puerco”?

Sentirse cansado después de comer da mucha frustración, en especial si te encuentras en el trabajo y necesitas estar alerta. 

Foto: El Comercio

Aquí te dejamos algunos tips para ayudarte a prevenir este mal del que muchos huyen después de la comida:

Come poco y con menor frecuencia

Foto: Revista Moi

En vez de echarte un plato enorme de comida, mejor come en cantidades más pequeñas y colaciones cada dos o tres horas para mantener tus niveles de energía. Una fruta o un puñado de almendras en muchas ocasiones es suficiente para evitar el bajón de energía.

Duerme lo suficiente

Foto: Infobae

Una persona que no duerme lo suficiente por la noche es menos propensa a tener un bajón de energía después de comer. 

Consume bebidas con cafeína de manera moderada

Foto: Agrichem

Otra opción que aplican muchos para despejarse es tomar bebidas con cafeína. La cafeína es un estimulante presente de manera natural en algunos alimentos. Se recomienda un máximo de 400 miligramos de café al día, o lo que equivale, a dos o tres tazas de café. Está comprobado que un consumo moderado de cafeína puede ayudar con la pérdida de peso, mejorar la función cognitiva y el estado de alerta. 

Haz la flojera a un lado y …¡sal a dar un paseo!

Hacer un poco de ejercicio durante el día, en especial después de comer, puede ayudar a la gente a sentirse menos cansada. Una caminata de 10 minutos te ayudará a mantenerte alerta y a olvidarte del sueño por un buen rato.

Ahora sí, ¡échate tus taquitos sin la preocupación de caer en los brazos de Morfeo en el trabajo!

Continuar leyendo
¿Qué te pareció?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares